porque los misteriosos caminos de la evolución tienen sus causas, consecuencias y víctimas

19.4.16

Lo que le hace bailar a tu mente

Si a ti te gusta el reguetón, dale. Pero si te gusta el foxtrot, también dale, o las tablas gimnásticas o el chachachá. El baile es una de las pocas características culturales que compartimos todos los seres humanos: no hay grupo humano que no baile. Existen motivos fisiológicos de que nos sintamos bien después de bailar, pero los beneficios de hacerlo van mucho más allá de la satisfacción.

Bailar incluye una buena parte de ejercicio físico, y por lo tanto tiene todos los beneficios de éste: mejora nuestra condición física, sistema cardiovascular, y libera serotonina, que es nuestra droga personal para sentirnos felices. Pero bailar no es únicamente lo físico: se requiere de coordinación para llevar el ritmo y el flujo, planeación para los siguientes pasos, sincronización y creatividad, además de que puede evocar y ayudar a expresar diversas emociones, y en muchas ocasiones también incluye una importante parte social.

Bailar para el cerebro se parece más o menos a aprender un nuevo lenguaje. Fomenta la neurogénesis, que es la fomración de nuevas células cerebrales y de sus conexiones. Éstas son responsables de adquirir nuevos conocimientos, de pensar y de la memoria. Cuando nosotros bailamos, es como si las neuronas se estuvieran entrenando también para hacer coreografías entre ellas de manera fácil y rápida. Esta danza de las neuronas lleva a que tengan mayor plasticidad, que es la capacidad del cerebro a cambiar durante nuestra vida.

La mezcla del esfuerzo mental, físico, y de la interacción social es lo que hacen de baile un remedio ideal para diversos desórdenes mentales, como la demencia y la depresión, además de que aumenta el pensamiento creativo. Se han hecho experimentos tanto en niños, adultos y adultos mayores en los que se miden sus niveles de creatividad, depresión y demencia respectivamente, antes y después de bailar. En todos estos estudios el baile mejora significativamente la condición de estas personas, y no ocurre el mismo efecto si sólo se escucha música; es el mover el bote lo que dispara los resultados.

Así que sí, dale.


No hay comentarios:

Publicar un comentario