porque los misteriosos caminos de la evolución tienen sus causas, consecuencias y víctimas

19.4.16

Prueba de embarazo para dinosaurias

Hoy en día es relativamente fácil saber si una mujer está embarazada. ¿Pero para un fósil de tiranosaurio de 68 millones de años de antigüedad?

Cuando pensamos en fósiles de dinosaurio casi nunca imaginamos la cantidad de información que pueden tener. Esos huesos que se convirtieron en piedra son casi todo lo que tenemos para reconstruir a esos grandes animales que se extinguieron hace 65 millones de años. Excepto, claro, por las aves.

Las aves son los parientes más cercanos de los dinosaurios. De hecho, es correcto decir que las aves son dinosaurios, y los dinosaurios son dinosaurios no aviales. Las aves hembra de hoy en día, así como las de hace millones de años, cuando están embarazadas desarrollan un tejido especial llamado hueso medular dentro de los huesos de sus extremidades. Este tejido es como un depósito especializado de calcio que les ayuda a formar el cascarón de los huevos.

El hueso medular tiene una estructura celular particular que puede servir como prueba de embarazo para aves. Para todas las aves, incluso las extintas, como los dinosaurios.

A partir del análisis del fósil de un muslo de T. rex se comprobó que efectivamente ese tiranosaurio en particular era una tiranosauria, y que estaba embarazada en el momento de su muerte. Esto no nada más nos sirve para ponerle sexo a ese fósil en particular, sino que abre la posibilidad de que más dinosaurios sean reconocidos como hembras y que por lo tanto sepamos más sobre sus vidas (por ejemplo, ¿habrán bailado como lo hacen muchos pájaros durante el cortejo?).


De manera mucho más sutil este descubrimiento nos habla también de que los fósiles no son burdas piedras con forma de lo que alguna vez fue un ser vivo: tienen detalles a nivel molecular que pueden incluso cambiar una O por una A en dinosauria.

*Publicado originalmente en http://www.revistamoi.com/columnas/prueba-de-embarazo-para-dinosaurias/

Drogas psicoactivas en el jarabe para la tos

Tal vez creas que nunca has tomado drogas psicoactivas. Lo más probable es que sí lo hayas hecho, y que además te las hayan dado tus papás.

Para la tos existen muchos remedios: limón, miel, té de jengibre, gárgaras de bicarbonato. Y claro, drogarse psicoactivamente. El dextrometorfano es el ingrediente activo de muchos jarabes para la tos y de otros medicamentos comúnmente utilizados para aliviar este malestar. El dextrometorfano suprime la tos, pero no actúa sobre la garganta, ni las flemas, ni los bronquios; lo que hace es suprimir en el sistema nervioso aquellas partes que controlan la tos, por lo que es mucho más efectivo que un expectorante. Lo que hace es aumentar el límite de sensibilidad que nuestro cerebro tiene para mandar la señal de toser, por lo que ésta deja de mandarse y nosotros dejamos de toser.

Químicamente esta droga es similar a la morfina, y no es la primer droga para la tos que actúa psicoactivamente. Antes del dextrometorfano se utilizaba regularmente la codeína, un opiáceo que también interviene en ciertas partes del cerebro para que dejen de hacer cosas, como toser. El problema de la codeína es que tiene muchos efectos secundarios, entre ellos la dependencia a la sustancia. Es por esto que en los años 50 del siglo pasado, la Marina estadounidense y la CIA invirtieron mucho dinero en encontrar sustitutos no adictivos para la codeína, pues necesitaban que sus trabajadores estuvieran sin tos, pero también sin adicciones (o al menos sin esta adicción en particular).

Como droga psicoactiva que es, al dextrometorfano le han encontrado otros usos. En grandes dosis puede producir alucinaciones, aunque en general se reporta que no son estados alterados placenteros sino todo lo contrario. Además, los efectos secundarios asociados a una gran dosis de dextrometorfano pueden ser peligrosos. Tal vez haya que dejarlo ser para lo que fue concebido, como un remedio para la tos. Finalmente hay otra sustancias que fueron concebidas para usos recreativos y que funcionan muy bien.

*Publicado originalmente en http://www.revistamoi.com/columnas/drogas-psicoactivas-en-el-jarabe-para-la-tos/

Chocolates más deliciosos para la humanidad

En los múltiples viajes de la humanidad por el planeta, ésta siempre carga con un guardadito previniendo el síndrome del Jamaicón*: la comida favorita, el alcohol tradicional, las recetas para que no se olviden. Así ha sido desde hace miles de años. Con las grandes migraciones humanas alrededor del mundo también han migrado las especies que nos sirven de algo, particularmente para comer. Usualmente pensamos en plantas y animales, pero hay una especie en particular que no es ninguna de estas dos cosas y que ha traído muchas alegrías a la humanidad.

Las levaduras son hongos unicelulares responsables de grandes placeres, como el vino, el queso, la cerveza y el pan, todo gracias a que pueden fermentar. Hay otros dos productos que podríamos considerar casi casi básicos para la felicidad en la que también están involucradas las levaduras: el chocolate y el café. Las semillas de cacao y café se dejan a fermentar algunos días para romper la pulpa que las rodea, para después continuar con el proceso de elaborar chocolate y café. Parece ser que las levaduras que hacen esto pueden contar la historia de las migraciones humanas y el encuentro de diferentes culturas.

Al comparar las levaduras de diferentes cacaos y cafés con levaduras de otros lugares del mundo, por ejemplo las que se usan para la elaboración del vino en Europa, se dieron cuenta, en primer lugar, que las levaduras de cacao y café son mucho más diversas que el resto de sus primas. Esto seguramente se debe a que no son levaduras comerciales, sino levaduras “salvajes” que están flotando en el medio ambiente y simplemente “hacen su trabajo” cuando encuentran cacao y café.

En segundo lugar, se dieron cuenta de que el camino que han seguido las levaduras alrededor del mundo se parece mucho al de los humanos. Por ejemplo, las levaduras de café colombiano son una mezcla de las levaduras de encinos americanos (como el de las barricas de vino) y de levaduras de vinos europeos, lo cual es un reflejo del contacto que hubo entre estos dos continentes durante la invasión de Europa a América.

Todavía no se comprueba que las diferentes levaduras otorguen distintos sabores a las semillas de café y cacao, pero sabemos que sí lo hacen al vino, por lo que es muy probable que olores y sabores del café, con tanta diversidad que tienen, jueguen un papel en esto. El temor al síndrome del Jamaicón ha llevado a que la humanidad reparta especies por muchos lados, dando lugar a nuevas delicias. Yo creo que lo mejor de esta historia es que cuando sepamos realmente cómo intervienen las levaduras en el sabor del chocolate y el café, y podamos entonces utilizarlas para hacer sabores más deliciosos, el mundo será un lugar mejor.

*José “el Jamaicón” Villegas fue un extraordinario jugador jaliscience de futbol, a quien en mundiales y juegos fuera de México le iba muy mal. Cuenta la anécdota que la nostalgia por México y en particular por la comida y su madre son lo que hacían que su desempeño fuera tan pobre.

*Publicado originalmente en http://www.revistamoi.com/columnas/chocolates-mas-deliciosos-para-la-humanidad/

Un cafecito pa'l calor

El día está pesado, sin una nube en el cielo y los rayos de sol rebotan sobre el asfalto. Si lo que quieres es refrescarte, lo mejor es que te tomes un café caliente. O un té caliente. O algo, pero que esté caliente.

Se antoja poco, pero una bebida caliente puede quitarte el calor mucho mejor que una bebida fría, ya que aumenta la sudoración. El sudor tiene como función principal disminuir la temperatura corporal, por lo que al tomar una bebida caliente y sudar, efectivamente refrescas tu cuerpo.

Cada gota de sudor lleva consigo un poquito del calor que nos abochorna. Cuando estas gotas se evaporan, la energía o calor del cuerpo se pasa al aire, haciendo que nosotros estemos más frescos. Al tomar algo caliente es como si activáramos un pequeño sistema interno de aire acondicionado; para que este sistema de aire acondicionado funcione, el sudor tiene que evaporarse. Si estamos en un lugar húmedo, lo único que va a provocar es que estemos más sudorosos y pegajosos.

No se sabe exactamente por qué las bebidas calientes producen más sudor. Se cree comúnmente que es porque aumentan la temperatura del cuerpo, pero al parecer esto no es así. Otra hipótesis es que al ingerir cosas calientes, un nervio que tenemos en la garganta y la boca que funciona como termostato se confunde y manda señales de que realmente estamos muy muy calientes, tanto como la bebida que estamos ingiriendo, y que por lo tanto es cuestión de vida o muerte el sudar la gota gorda.

También se vale también tomarse una cerveza fría, sólo que ahí no estaríamos engañando al termostato interno para refrescarnos, sino a otra cosa.

*Publicado originalmente en http://www.revistamoi.com/columnas/un-cafecito-pa-l-calor/

Lo que le hace bailar a tu mente

Si a ti te gusta el reguetón, dale. Pero si te gusta el foxtrot, también dale, o las tablas gimnásticas o el chachachá. El baile es una de las pocas características culturales que compartimos todos los seres humanos: no hay grupo humano que no baile. Existen motivos fisiológicos de que nos sintamos bien después de bailar, pero los beneficios de hacerlo van mucho más allá de la satisfacción.

Bailar incluye una buena parte de ejercicio físico, y por lo tanto tiene todos los beneficios de éste: mejora nuestra condición física, sistema cardiovascular, y libera serotonina, que es nuestra droga personal para sentirnos felices. Pero bailar no es únicamente lo físico: se requiere de coordinación para llevar el ritmo y el flujo, planeación para los siguientes pasos, sincronización y creatividad, además de que puede evocar y ayudar a expresar diversas emociones, y en muchas ocasiones también incluye una importante parte social.

Bailar para el cerebro se parece más o menos a aprender un nuevo lenguaje. Fomenta la neurogénesis, que es la fomración de nuevas células cerebrales y de sus conexiones. Éstas son responsables de adquirir nuevos conocimientos, de pensar y de la memoria. Cuando nosotros bailamos, es como si las neuronas se estuvieran entrenando también para hacer coreografías entre ellas de manera fácil y rápida. Esta danza de las neuronas lleva a que tengan mayor plasticidad, que es la capacidad del cerebro a cambiar durante nuestra vida.

La mezcla del esfuerzo mental, físico, y de la interacción social es lo que hacen de baile un remedio ideal para diversos desórdenes mentales, como la demencia y la depresión, además de que aumenta el pensamiento creativo. Se han hecho experimentos tanto en niños, adultos y adultos mayores en los que se miden sus niveles de creatividad, depresión y demencia respectivamente, antes y después de bailar. En todos estos estudios el baile mejora significativamente la condición de estas personas, y no ocurre el mismo efecto si sólo se escucha música; es el mover el bote lo que dispara los resultados.

Así que sí, dale.